Manuel Fernández Osorio

Manuel Fernández Osorio, “Osorio”, nace en Jerez de la Frontera el 31 de Julio de 1946. Desde pequeño tuvo una gran afición al fútbol auspiciado por su familia que en todo momento confió en sus facultades y talento. Formado en los escalafones inferiores del JICF, su posición natural era la de lateral derecho. Se caracterizaba por ser un jugador seguro en el corte, de gran velocidad, polivalente, hábil, con casta y de poderosa zancada, ocupando algunas veces la posición de central. Eran muchos los que halagaban su polivalencia para jugar en cualquier demarcación.

 

A los dieciseis años se enrola como voluntario para prestar el servicio militar en Sidi-Ifni, en donde no abandona su afición al fútbol y entrena con el “Español de Sidi-Ifni” con el que llegará a competir la final del Campeonato Militar Nacional y es seleccionado para jugar el Mundial Militar de Fútbol en Gijón. Es entonces cuando Domingo Balmanya, seleccionador “Sub 23” empieza a seguirle la pista. En el Industrial, será Carlos Galbis el que lo hará debutar en el primer equipo en la temporada 62/63, para continuar en la 63/64

 

Con el primer equipo llegó a disputar la segunda tentativa de ascenso a Segunda, esta vez, en una fase en liza contra el Albacete y que finalmente fue malograda. En el partido de ida el resultado fue de 2 a 0, y en la vuelta en el Domecq fue de 2 a 1. Dicho partido fue disputado el 2 de Junio de 1964. En este partido Osorio tuvo una destacada actuación, y fruto de ella, vendría el primer gol de los Industrialistas gracias a una internada por la banda de Osorio que tras un largo centro que rematara Blas a media altura, acabaría en el fondo de las mallas del marco Albaceteño. La imagen corresponde al partido donde al principio de éste, Demetrio Berenguer recibía un Trofeo como máximo goleador de la liga de los dos equipos locales.

 

Esta eliminatoria, sin duda alguna, sirvió de escaparate e influiría en el futuro de Osorio de manera determinante. El Betis está a punto de ficharle pero no se llega a acuerdo alguno pues la entidad verdiblanca no lo pretendía para su primer equipo, y no disponía de una oferta económica.

 

En noviembre de 1964 viaja hasta Barcelona para probar por el R. C. D. Espanyol. El viaje se realiza en un utilitario propiedad del aficionado Francisco Ortiz que a mitad del recorrido le cuenta a Osorio la intringulis de dicha singladura. El R. C. D. Espanyol ofrece una elevada cifra por su fichaje y la posibilidad de ceder algunos jugadores al cuadro Industrialista así como la posibilidad de un encuentro amistoso, merced a si se disputara la liguilla de ascenso. Llegados al Estadio de Sarría, Osorio se somete a las pruebas bajo la atenta mirada del míster españolista, Ladislao Kubala, que no duda en enrolarlo en la escuadra de la carretera de Sarriá.

 

Finalmente, jugará su último partido enfundado en la elástica de once barras blanquiazules, el 22 de noviembre de 1964, en un partido contra el Ecija, con resultado final de Ecija 2 – Jerez Industrial 5.

 

Osorio, un chaval desconocido de tan sólo 21 años, entrará a formar parte de la historia del R. C. D. Espanyol firmando un contrato por 1 año. En breve tiempo se hará con la titularidad, a pesar de su extrema juventud, debutando contra el Athletic Club de Bilbao en Sarría el 14 de Diciembre de 1964.

 

Su época dorada, transcurre desde la temporada 64/65 hasta la 71/72, jugando como lateral derecho llegará a vestir la elástica Periquita en 104 ocasiones en la Liga. En Enero de 1967, siendo titular del Español, es convocado por Domingo Balmanya para la “Sub 23” en partido internacional contra Luxemburgo y posteriormente contra Francia. El 1 de octubre de 1967 debuta con la absoluta en partido contra Checoslovaquia con jugadores de la talla de Reina,Vavá, Pirri, Gárate y Claramunt. Posteriormente disputará otro partido contra Suecia, y en otras dos ocasiones con la Selección Catalana.

 

A finales de 1968 sufre una grave lesión que desde aquel momento le marcará. Posteriormente, en 1972 firmará por el Real Burgos donde jugará dos temporadas, descendiendo a Segunda División. En la temporada 74/75 jugará en la AD Almeria y finalmente en la 75/76 lo hará en el C.E. Sabadell, abandonado el futbol al finalizar dicha temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code