Trabajo anímico

El Jerez Industrial celebrará en la tarde del jueves tras su sesión de entrenamiento un acto de convivencia entre plantilla, cuerpo técnico y directiva en las instalaciones de La Juventud.

Los industrialistas tratan de hacer grupo y reactivar la motivación de cara a los dos futuros compromisos en liga que se desarrollarán fuera de La Juventud. El más inmediato será el encuentro del sábado frente al Chipiona y posteriormente en la quinta jornada el equipo viajará hasta tierras onubenses, concretamente a Mazagón,  es por éso por lo que cobra sentido para el equipo técnico la iniciativa de reforzar la moral del equipo. El inicio de campeonato está siendo injusto con los pupilos que dirige de José Manuel Mena, las buenas sensaciones vistas en el terreno de juego no están siendo plasmadas en forma de puntos y el cuerpo técnico trabaja en la parcela anímica para que en la joven plantilla blanquiazul no cunda el desánimo debido a los malos resultados, no así del juego desplegado.

El próximo sábado a las 19h en el “Gutiérrez Amerigo” de Chipiona tendrá otra oportunidad para revertir la situación. Enfrente no habrá un rival fácil ni mucho menos, los de Neva a pesar de ser un recién ascendido han completado un plantel muy experimentado para la categoría, invicto en estas tres primeras jornadas de campeonato con dos victorias y un empate se encuentran situados en la tercera plaza de la clasificación con siete puntos a tan sólo dos del Algaida que es líder.

En otro orden de cosas, el Área de Comunicación y Diseño ha estado trabajando en la regularización del diseño del escudo de la Entidad. En el transcurso de los años el escudo ha ido sufriendo una serie de leves modificaciones casi imperceptibles en cuanto a colores, geometría, cuartel y figuras que van a quedar reintegradas a su estado original, tal y como se diseñó en el verano del año de 1968. Para ello los diseñadores teniendo presente un meticuloso procedimiento digital han trabajado con el proyecto original que se presentó hace 45 años procurando devolver al escudo el aspecto original y fiel que siempre presentó y que en las posteriores décadas se fueron alterando sensiblemente sin motivo justificado. 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code