📝 Suma y Sigue (0-1)

D.SÁNCHEZ/DIARIO DE JEREZ

El Jerez Industrial asaltó el fortín del Balón de Cádiz, que hasta la fecha de ayer no había caído en su campo. El equipo jerezano sumó los tres puntos gracias al oportunismo de David Piñero y a un generoso trabajo defensivo que maniató a los amarillos, que comenzaron la jornada como máximos goleadores de la Liga y que sólo inquietaron a Menacho cuando los jerezanos se quedaron con diez futbolistas por una acción infantiloide de Rodri que le valió la expulsión directa después de quitarse de en medio a un contrario con un empellón que volvería a repetir instantes después con otro rival una vez vista la tarjeta roja.

Se plantaba el Jerez Industrial en El Rosal con tres victorias consecutivas y la ilusión de adelantar a un rival directo en la encarnizada pelea por el ascenso de categoría. Los de Mendoza ya sabían del triunfo del Tesorillo sobre el Guadiaro y después del partido también conocieron la cómoda victoria del Chiclana Industrial en casa del Villamartín. El Trebujena completó por la tarde una jornada de victorias para los tres primeros. Así que la visita a El Rosal y el triunfo suponía dar un golpe en la mesa para confirmarse como máximo aspirante, en casa de un rival directo que sólo había cedido tres empates. Por si fuera poco, los jerezanos se llevan el ‘average’ particular al haber ganado 3-2 en la primera vuelta.

Ganaron los tres primeros y el Jerez Industrial es cuarto tras adelantar al Balón

Mendoza apostó por la vuelta de Dani Benítez al centro del campo junto a Dani Castro y colocó a Paquín en la mediapunta, con Piñero como hombre más adelantado supliendo a los dos puntas del equipo, Villalustre y López. Rodri, fuera del equipo la pasada semana por decisión técnica, volvió al lateral derecho, en el que cumplió hasta que le dio el plomillazo auto expulsándose. Sorprendió al Jerez Industrial al Balón en los primeros minutos, pudiéndose adelantar en el marcador. El cuadro jerezano salió decidido a por su rival y en el minuto uno hubo una doble ocasión que no acabó en gol de puro milagro. La jugada nació en una mala cesión de Cris a su portero gracias a la buena presión industrialista. Piñero fue al choque con Gonzalo, el balón le cayó a Mendoza, que soltó el zapatazo al que respondió el portero con una gran intervención. El rechace del meta lo recogió Joselito en el área pequeña pero el extremo tuvo dudas entre disparar o colocársela a la pierna izquierda y cuando por fin ejecutó un defensa sacó a córner.

Así que empezó movido el partido pero con el paso de los minutos el Balón tomó el centro del campo, el Jerez Industrial replegó velas a la espera de una mejor ocasión y el juego pasó a una batalla táctica en la que hubo mucho respeto y poca profundidad.

Los locales volcaron su juego por la banda izquierda pero Menacho fue un espectador más, sin apenas intervenir, lo que habla muy bien del trabajo defensivo de un Jerez Industrial que una semana antes había dejado mucho que desear en esa faceta en el partido contra el Chipiona.

Los industrialistas tocaron de nuevo a rebato en los minutos finales. Joselito puso a prueba al meta local en un centro que llevaba veneno y que Gonzalo despejó de puños cuando Piñero llegaba al remate. El goleador visitante intentó sorprender al meta con un disparo que salió flojo y Álex, en una falta, no acertó a meter la cabeza cuando parecía estar en inmejorable posición.

En la reanudación, Lolo Rosano movió el banquillo rápidamente buscando más profundidad con Panadero y Juanma sobre el terreno de juego pero la respuesta industrialista fue el 0-1. Joselito sacó una falta desde la banda derecha, Piñero se deshizo de Piedra y entrando en el segundo palo remató con la pierna izquierda sin que Gonzalo pudiera hacer nada por evitar el tanto.

A partir de ahí, el Jerez Industrial redobló esfuerzos en defensa. El equipo se multiplicó en defensa aunque el Balón tampoco se lanzó en tromba. Los visitantes desperdiciaron un par de contras muy claras para haber sentenciado el partido, fallando en el último pase o tomando decisiones erróneas. Mendoza dio entrada a Sergio Iglesias por Paquín y a Antoñito por Joselito pero la decoración cambió poco y los visitantes seguían controlando sin demasiados apuros a un rival que no veía por dónde entrar.

La situación estaba controlada hasta que a falta de quince minutos a Rodri ‘se le fue la pinza’. El árbitro señaló una falta sobre Juanma Sánchez, varios jugadores del Balón protestaron y Rodri se quitó de encima a Panadero con un empujón que vio todo el mundo. El delantero hizo su papel y Buzón Vargas también expulsó con roja directa al industrialista. Rodri, que ya había iniciado el camino hacia el vestuario, retrocedió unos metros y volvió a empujar a otro cadista. El árbitro tomó buena nota aunque el futbolista, posteriormente, fue a disculparse a la caseta del colegiado. El club teme que la sanción sea de más de dos partidos.

A partir de ahí, el Balón se hizo dueño del partido y encontró los huecos que hasta ese momento nunca había encontrado, sobre todo por ambas bandas. Mendoza colocó a Dani Benítez en la derecha y dio entrada a Rivero aunque el dibujo no cambió.

Llegaron entonces dos ocasiones claras para los locales, ambas con el protagonismo de Mario. En la primera, el centrocampista, convertido ya en un delantero centro más, se encontró con un balón en el área, se revolvió y lanzó ajustado a la escuadra derecha visitante. En la segunda, remató de cabeza por encima del larguero tras un saque de banda prolongado por Panadero.

Jesús Mendoza intentó parar el ritmo en el que había entrado el partido haciendo su último cambio, sustituyendo Daza a Mendoza. El colegiado prolongó ocho minutos más allá del 90, que convirtió el triunfo en agónico.

nuevo_slider-fondo

Jerez Industrial CF Web Oficial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code