El trabajo da sus frutos

 

El Jerez Industrial partía en la nebulosa mañana de ayer desde Jerez hacia tierras onubenses con la confianza de traerse un buen resultado del Estadio Municipal Javier López de Valverde. 

Frente a los de once barras blanquiazules un equipo que es promesa para la consecución del ascenso a Tercera y que últimamente ha sido reforzado con jugadores provenientes del Ayamonte de Tercera como es el caso de Pablo Oliveira, y en las líneas del Industrial numerosas bajas que hacían presagiar  una segura derrota. Pero no fue así porque desde los primeros minutos se vió un Industrial sólido, conjuntado, con criterio y con las ideas bien claras transmitidas por José Antonio Luna que hicieron despertar los primeros murmullos en la grada valverdeña. Los iniciales lances del partido dejaron entrever a una Valverdeña ambiciosa y con la voluntad de llevarse cuanto antes el gato al agua para agradar a la parroquia local, pero se encontró con un equipo que en ningún momento dio la sensación o la imagen de ser un pobre rival. Con toda la carne puesta en el asador, los primeros en hacer diana, concretamente en el minuto 14, fueron los locales cuando Maestre  ejecutó una perfecta vaselina por encima de Álex García que sin poder hacer nada veía como el esférico se adentraba en su marco. Lejos de amilanarse el Jerez Industrial empezó a hacer su fútbol sólido ganando la partida al rival. Los industrialistas supieron mantener el tipo en todo momento y fueron ganando confianza a medida que fueron pasando los minutos y fruto de ese bienhacer llegó en el minuto 26 el gol del empate con la firma de Isaac Jiménez que se aprovecha de un rechace tras un córner botado y logra encañonar un trallazo cruzado que perfora la meta del portero local. Silencio absoluto en la grada que empieza a ver que los jerezanos no es una perita en dulce, no sólo saben defenderse sino que además te pueden hacer un roto en cuatro toques.

En la segunda parte se estableció la misma dinámica. Un luchador Juanjo que actuó por primera vez como delantero centro, ganaba la partida constantemente a los defensores onubenses e incluso hubo un posible penalti que el trencilla se empeñó en sacar fuera del área. Pasaban los minutos y el Industrial se mostraba intratable consiguiendo sacar los colores y la desesperación a los locales. Blanco tuvo hasta en dos ocasiones la posibilidad de perforar la red blanquiverde sobre la hierba natural del Estadio Municipal Javier López de Valverde, pero ambas balas disparadas silbaron a pocos centímetros de los postes del meta. No más historias durante los minutos finales en donde el Industrial supo contemporizar y salir peligrosamente en sus rápidas contras.

El Industrial se trajo al final un punto que supo a poco, pues sensiblemente fue superior a la Valverdeña que salió menos trasquilada de lo que pudo ser y quizás el resultado debió inclinarse plenamente hacia el Jerez Industrial que mereció y convenció en Valverde, demostrando que el trabajo durante el parón navideño que otros han disfrutado empieza a dar sus frutos.

 

Álex Barberá que en ningún momento ha dejado el ritmo de los entrenamientos  podrá ser convocado para la próxima jornada al haber cumplido sanción, Luis Lara es muy posible que se recupere de sus molestias en los isquiotibiales y es muy posible además que durante la semana se hagan efectivas las presentaciones de al menos dos jugadores que vendrán a reforzar la escuadra industrialista.

El once inicial fue: Álex, Pedro, Fran García, Isaac ,Bonilla, Andrés, Blanco,Bello, Ramos, Paquín y Juanjo.

Árbitro: Sánchez Lara. Bien en líneas generales. Dejó de pitar un posible penalti a Juanjo en la segunda parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code